Proceso de Electrosoldado

La soldadura eléctrica, también conocida como electroforjado o soldadura por resistencia, es un proceso termoeléctrico en el que se genera calor mediante el paso de corriente eléctrica. La corriente pasa a través de las piezas en la zona de unión de las partes que se desean soldar durante un tiempo controlado y bajo una presión controlada.

Este proceso se utiliza frecuentemente en la industria para la fabricación de Rejilla Electroforjada y otro tipo de rejas.

En el Electrosoldado, los metales se unen sin necesidad de algún material adicional, es decir, basta con la presión y la corriente eléctrica aplicadas sobre las áreas a soldar, para poder lograr la unión definitiva de los componentes que conforman la pieza final.

Durante el proceso, las piezas de metal (comúnmente acero) que van a unirse son presionadas juntas por los electrodos de la máquina soldadora de manera que hagan un buen contacto eléctrico.

Posteriormente pasa la corriente eléctrica a través de ellos y los calienta hasta lograr que se derritan en el punto donde están en contacto. El metal fundido de las dos piezas se combina y las piezas se unen. Al apagarse la corriente, el metal fundido se solidifica, formando una conexión metálica sólida entre ambas piezas.

¡Asesórate con los expertos!

¿Por qué usar Rejilla?

Cada vez es más frecuente el uso de Rejilla en proyectos de construcción. Esto se debe a la versatilidad que posee y que la hace perfecta para muchas áreas en las que antes se consideraban otros tipos de productos.

En el giro industrial la Rejilla suele ser empleada en pisos para plataformas, pisos industriales, así como en escaleras, rampas, drenes pluviales, entre otros.

 

Por el lado arquitectónico, los productos fabricados con rejilla se adaptan armoniosamente al entorno de la construcción gracias a su diseño moderno y variedad de acabados, además, aportan una gran durabilidad y seguridad. Entre la variedad de Productos Arquitectónicos se encuentran: reja, bancas, louvers, barandales, balcones, entre otros.

Cuando se trata de elegir un material de calidad, la Rejilla es una excelente opción pues primero que nada puede ser elaborada a la medida del cliente, ser fabricada para soportar distintas cargas según lo requerido (tipos de rejilla) y por encima de todo la resistencia y elegancia que ofrece. Es un producto que se puede encontrar disponible en variedades de acabados como: acero natural, esmalte anticorrosivo negro y galvanizado.

Acero Natural Esmalte Negro Anticorrosivo Galvanizado