Acabados para Rejilla Electroforjada

La rejilla electroforjada es un elemento funcional que además se ha convertido en una alternativa arquitectónica. Su estilo contemporáneo la ha posicionado ya en gran variedad de proyectos, desde urbanos hasta industriales.

Dada la diversidad de usos que hoy en día la rejilla tiene, se han requerido incorporar soluciones de acabados que satisfacen múltiples tipos de ambientes y resistencias requeridas en cada proyecto.

Los 4 acabados más comunes son los siguientes:

1.- Acabado de Acero Natural: la rejilla electroforjada no lleva ningún tipo de pintura, protección o sustancia. Este acabado se utiliza cuando se le quiere dar un aspecto natural. En el corto plazo puede tomar un aspecto de óxido dado a la falta de protección, sin embargo en proyectos arquitectónicos algunos arquitectos así lo contemplan.

2.- Acabado de Esmalte Negro Anticorrosivo: se trata de una capa de pintura que protege a la rejilla electroforjada de líquidos y humedad evitando la corrosión de la misma durante un largo periodo de tiempo.

Este acabado es recomendable cuando no se desea que el óxido se presente en la pieza.

1

3.- Pintura Electroestática Horneada: recubrimiento que se aplica como fluido de polvo seco para crear un acabado más resistente que la pintura convencional. Esta pintura logra un acabado de calidad superior a cualquier otra en el mercado. Es un acabado que ofrece variedad en cuanto a los colores, por lo que es común para los arquitectos optar por esta alternativa facilitando la relación de colores con el proyecto.

Al cubrir con pintura electroestática el acabado galvanizado, es posible incrementar entre 5 a 10 años la vida final de la rejilla.

silla1 silla2 silla3

4.- Galvanizado por Inmersión en Caliente: realizado bajo especificaciones ASTM-A-123, el galvanizado que se aplica a la rejilla electroforjada es la máxima protección anticorrosiva en el mercado. Es utilizado tanto en obras industriales, como en civiles, comerciales y urbanas.

Este acabado además de prolongar la vida de una rejilla cerca de 60 años, otorga a la pieza un color gris (el zinc constituye la mayor parte del recubrimiento) que transmite elegancia y modernismo.

Con estas breves explicaciones de los posibles acabados para rejilla electroforjada podrás sugerir a quien lidera un proyecto arquitectónico un acabado adecuado para garantizar durabilidad y estética. Si aún tienes alguna duda, no esperes más y contacta a algún experto.

¡Asesórate con los expertos!