Componentes de la Rejilla Electroforjada

Un factor muy importante a considerar durante la adquisición de rejilla electroforjada es su materia prima. La solera de carga y la varilla atiesadora (siendo los componentes principales de la rejilla) deben cumplir con ciertas especificaciones para asegurar a quien la instala que la rejilla resistirá por el tiempo deseado.

Antes de adentrarnos en las revisiones de especificaciones, aprendamos las funciones de cada componente.

  • Solera de Carga: se trata de un fleje de acero laminado en caliente. Este es el elemento que soporta las cargas a las que se somete la rejilla.
  • Varilla Atiesadora: es un alambre de calibre grueso, normalmente liso, a veces cuadrado torcido. Es la encargada de mantener unidas a las soleras, siendo colocadas transversalmente con respecto a las mismas. Tiene la función de unir y mantener constante la distancia entre las soleras.
  • Solera de Remate: fleje de acero laminado en caliente utilizado para cerrar los tableros o piezas de rejilla. Este ayuda a mantener un balance en las cargas y proteger las puntas de las soleras de carga.

La primer revisión para asegurar que la compra de rejilla va por buen camino es medir el panel o tablero de rejilla estándar ya que debe tener las siguientes medidas (1m [ancho] x 6.1m [largo]). Debido a que proyectos importantes como naves industriales, plantas automotrices y plataformas petroleras requieren de productos certificados, este primer paso es indispensable para tu proveedor de rejilla, en caso de no cumplirlo deberás buscar a uno que cumpla con las especificaciones de un buen fabricante (haz clic aquí para conocer acerca de las especificaciones de rejilla).

Segundo, un tablero estándar debe contener 34 soleras electrosoldadas colocadas equidistantemente y 60 varillas atiesadoras con un espacio de 4” (pulgadas) una de otra. Esto es otro filtro para asegurar si tu proveedor es un experto en rejilla.

Tercero y último. Esta es una revisión que muy pocos conocen y es lo que puede afectar más la resistencia del producto y el precio de lo cotizado. La NAAMM (National Association of Architectural Metal Manufacturers) marca tolerancias para cada tipo de rejillas. Con un micrómetro puedes revisar que los espesores y peraltes de las soleras cumplan con las tolerancias que la asociación marca. De esta manera podrás minimizar las probabilidades de que tu fabricante de rejilla pueda venderte un producto que no es el que solicitaste.

Antes de comprar, revisa estos puntos y te aseguramos que la rejilla que recibirás será de la mayor calidad del mercado.

¡Asesórate con los expertos!